La Vigna EcoLifeStyle

“Picadero de Ilusiones indómitas y un tanto briosas, un mundo de sueños en germinación constante y fértil…”

La Vigna EcoLifeStyle


“Picadero de Ilusiones indómitas y un tanto briosas, un mundo de sueños en germinación constante y fértil…”

La Vigna no es solo un lugar, es un estilo de vida, naturaleza, paz, tranquilidad, familia, amigos que se juntan, vida…
 

A modo de Manifiesto…

Simbiótica conjunción de la Simpleza en su más sofisticada evolución y la Contemporaneidad razonante del Bon Vivant Rural. Sosiego, Elixir, Glamour y Pureza cabalgan por las onduladas praderas de un complejo sistema, demasiado pincelado de realidades bucólicas. Cuentas cuánticas cuentan o cantan… ya Deslizar… ya Ser!

La Vigna EcoLifeStyle: Picadero de Ilusiones indómitas y un tanto briosas, un mundo de sueños en germinación constante y fértil. Fusiones de verdad… Arte, poesía y relinchos, arcilla (panes) en horno de barro! Revalorización de lo casero, campero, autóctono, auténtico y Natural. Alimentos sanos para el cuerpo (también hay). Convivencia de Usos, Mundos, y Pensares, en un viaje de Ida… Lifestyle La Vigna!

Arquitectura de la que es Bio, Arte sintiendo, Fuegos en la cocina del campo (y del campo gourmet), vidas que valen la pena, y las penas mas allá de las tranqueras… La vigna no es un Club, pero Perteneces! No es un Concepto, pero marida cuasi a la perfección con los más astringentes paladines de lo tangible! No es… Solo decide Estar!

La Vigna EcoLifeStyle es un entorno rural de antaño… es una copa de vino que te hace reir… Un eventual salón de eventos, una posadita de campo que al menos lo intenta… es un santuario, un circo alegre, y unas pocas mesas servidas con experimentos deliciosos para intrépidos y sibaritas… Es un estudio de Design, una biblioteca humilde y las velas encendidas del living (de tu casa). La Vigna son tus amigos al reir, es tu esposa en la cama, y las carcajadas contagiosas de tu hijo mas serio… La Vigna ECOlifestyle Respira y Late, huele a jazmines navideños y fogones recién encendidos…

La Vigna EcoLifeStyle: Picadero de Ilusiones indómitas y un tanto briosas, un mundo de sueños en germinación constante y fértil.

Cómo y por qué estamos aquí…

En un barco oxidado atravesamos el oleaje para atracar en costas orientales.

En Marzo del nuevo milenio teníamos poco mas de veinte años, unos ahorros para adquirir un pedazo de tierra y un equipaje lleno de ilusiones, proyectos y ganas de Hacer!…

Siguiendo los pasos de nuestros bisabuelos nos adentramos en lo desconocido y la aventura de nuevos horizontes, aunque esta vez no cruzamos el océano para unir Italia con Buenos Aires, sino tan solo un Río plateado que parece mar, para dejar atrás una caótica urbe porteña y tirar anclas en la ondulada Colonia Valdense: tierra colorida y matizada por piamonteses italianos, suizos y charrúas aguerridos… con una pasión en común: el amor por la tierra y el trabajo de campo.

Trabajábamos mucho… se hacía leña, podábamos los viñedos, criábamos conejos y luego codornices, elaborábamos todo tipo de dulces y chutneys, revocábamos muros y los pintábamos…

Deslizábamos por la vida con una bicicleta que luego fue moto, y mas tarde se transformó en una camioneta International del año 1951.

Eramos muy felices y poníamos toda nuestra energía en La Vigna, sin saber bien porque… Nos sobraban ideas y entusiasmo, pero íbamos tropezando con las piedras de la ansiedad…

Aprendimos que la huerta no se hace donde quede linda, sino donde hayan mas sustratos, que las heladas acaban con los brotes de las viñas, que los conejos se reproducen rápido pero pueden morir todos en una noche por una sola bacteria, y muchas otras enseñanzas que a los 26 años se graban a fuego!

La antigua Bodega se volvió un Pub, la casona una Posada y brotaron talleres de arte, muestras y teatro, escenarios múltiples se sucedieron… Pero la verdadera aventura comenzó en el 2005 cuando nació Lucca. Luego llegó Olivia y al tiempo Mora.

Nos llaman los “Battell- Ingalls”… Juntos nos sentimos imbatibles, poderosos y aventureros. Hemos viajado por países de Europa y por otros mundos con una golondrina en el motor!

Disfrutamos de cocinar en familia junto al fuego y ver llover a través del vidrio empañado, nos encanta pedalear por los campos ondulados y bailar… eso: bailar!

La libertad sin precio, paz, tranquilidad, seguridad, amor, eso se respira en La Vigna, este lugar paradisíaco en Uruguay